Perfiles Geek: Jack Kirby, el Rey del cómic clásico

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Resultado de imagen para jack Kirby

El pasado 28 de agosto, el mundo del cómic celebraba un aniversario especial: los 100 años del nacimiento de Jack Kirby, el dibujante más respetado y recordado de la historia de Marvel, si no del cómic en general.

Por este aniversario, artistas como Evangeline Lilly -quien actualmente interpreta The Wasp, en el UCM-, aprovecharon para felicitar a Kirby, a la vez que se han hecho revisiones de su biografía.

En GeekPill queremos sumarnos al homenaje, para recordar a uno de los hombres que dio forma a la industria del cómic.

Jack Kirby: el rey sin corona del cómic

Jack Kirby (1917- 1994): primeros años

Nacido en Nueva York en 1917, Jacob Kurtzberg era un niño de origen judío que desde pequeño supo lo que quería hacer: rechazar todo convencionalismo y vivir dedicado al dibujo.

Los padres de Kirby solían contar cómo lo recordaban cuando niño, dibujando en su cuarto, intentando copiar las ilustraciones de Alex Raymond (creador de Flash Gordon). Ese germen creador lo perseguiría durante toda su juventud, rechazando oportunidades de realizar estudios profesionales, a cambio de poder concentrarse en su arte.

Kirby comenzó su carrera como dibujante a mediado de los años 30, como caricaturista en prensa para el periódico Boys Brotherhood Republic y en estudios de animación. Durante esos años colaboró en la elaboración de animaciones del estudio de Max Fleischer, como Popeye el Marino.

A finales de la década de los 30, Kirby trabajaba en FOX Comics, lugar donde conoció a Joe Simon, historietista con quien haría su primera colaboración importante en el medio. En 1940, ambos se mudarían a Timely -antecesora de Marvel- bajo las órdenes de Martin Goodman, cocreando a su personaje más famoso: Capitán América, símbolo de la lucha de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, y continuador del boom de historias de superhéroes iniciado por DC Comics con Superman, en 1938.

Luego de haber peleado por Estados Unidos en la SGM en 1943, Kirby regresó al cómic, aunque de momento no con Marvel: una disputa salarial con Goodman lo llevó a buscar su propio camino, probando con crear una nueva editorial junto a Simon en los 50 -que no resultó-, y experimentando con todo tipos de géneros para otras editoriales: western, horror, ciencia ficción, incluso una serie de romance titulada Young Romance -sí, en serio- para la editorial Crestwood y otras, hasta que finalmente regresó a Marvel -conocida como Atlas en aquel entonces- a finales de los 50.

Resultado de imagen para jack kirby romance comics

Encuentro con Stan Lee y creación de Marvel

A pesar de que su carrera abarca casi 6 décadas -virtualmente estuvo presente en el amanecer y el momentáneo ocaso del cómic estadounidense-, Kirby es recordado principalmente por una cosa: su extensa colaboración en Marvel con Stan Lee.

Todos conocemos la historia: en 1961, Marvel decide seguirle el paso a DC después de que estos últimos crearon a la Liga de la Justicia (1960), y para esto contrata a Kirby y al visionario guionista Stan Lee. Su misión: crear un equipo de héroes propio. El resultado: los Cuatro Fantásticos, uno de los equipos de héroes más humanos y revolucionarios no solo de Marvel, sino de la historia del cómic en general.

Aplicando una fórmula sencilla de humor, calidad humana, identificación con los outsiders y referencias culturales y mitológicas sencillas, Lee y Kirby comenzaron desde Marvel la segunda gran era de los superhéroes, a través de personajes como Hulk (1962), Thor (1962), Iron Man (1963), los X-Men (1963), Nick Fury (1963), Galactus (1968), Silver Surfer (1966) o los Avengers (1963). Sin duda, fueron el dúo más exitoso de la historia de los cómics.

Producto de esta relación, Kirby adquiriría mayor reconocimiento en el medio -a pesar de que Lee siempre fue el rostro más conocido-, y el apodo que lo acompañaría siempre: “El Rey” de los cómics (“the King”), que le fue dado por Lee, aunque nadie sabe si en serio y con respeto o como un simple truco mercadotécnico. Sea como sea, la relación duró toda la década, hasta que en 1970 Kirby decidió emprender el vuelo a otras editoriales.

Resultado de imagen para jack Kirby fantastic four

Últimos años y legado

Manteniéndose siempre a la vanguardia, Kirby se mudó a DC en 1970, pero no para trabajar con conceptos ajenos o reinventar historias, sino para hacer un aporte propio y sostenible. Fue allí donde creo la serie El Cuarto Mundo, dejando el villano más conocido de DC: el temido Darkseid.

En años posteriores, hasta su muerte en 1994, Kirby regresaría a Marvel y continuaría con trabajos independientes, siempre buscando crear una mitología propia, basada en los valores e iconografías estadounidenses, sin dejar de prestar atención al mundo que le rodeada, y a los momentos sociopolíticos que movían a sus lectores.

A pesar de que en nuestros días es poco lo que se habla del legado de Kirby, es indudable que sin él la industria del cómic no habría llegado a tener el éxito de que goza hoy. Aportes suyos como la creación de una estética y un lenguaje fácil de reconocer, los Kirby Dots (puntos dibujados alrededor de los personajes para representar energía) o el uso de representaciones anatómicas exuberantes, lograron captar la fascinación de los lectores en una época en que la masificación del cine y la televisión pudieron haberlo echado todo a perder.

Resultado de imagen para jack Kirby

Gracias a su originalidad y visión, pero sobre todo a su compromiso con la industria, Kirby siempre será el Rey sin corona de los cómics.

Comments

comments