10 grandes videojuegos para recordar el 2017

Resultado de imagen para Hellblade: Senua's sacrifice

2017 ha sido un gran año para los videojuegos. Acudimos al lanzamiento de la consola Nintendo Switch, al fortalecimiento de los títulos indie, el rejuvenecimiento de grandes franquicias y muchas novedades más.

Sin duda, este será un año recordado con cariño por muchos gamers

Desde GeekPill queremos sumarnos a la celebración. No se trata de un top ordenado, sino de un vistazo nostálgico a los 10 videojuegos que marcaron al 2017.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild (Nintendo Switch y Wii U)

No es ninguna sorpresa: todas las entregas de Zelda son bien recibidas por los fans y generalmente bien trabajadas por Nintendo, pero este último título de mundos abiertos impresionantes, con sorpresas e incentivos para la exploración, logró traer de regreso exitosamente a una de las franquicias más amadas de todos los tiempos.

Parte del atractivo de Breath of The Wild es su historia emocional, con Link recuperando sus recuerdos mientras se prueba como un defensor a la altura de la Princesa. Es un desarrollo emocional bien logrado, capaz de desviar la atención de algunas partes repetitivas de su desarrollo.

Como un bonus, no es de extrañar que ganara el premio a Mejor juego de 2017 en los Game Awards.

Cuphead (Xbox One y PC)

Retro, irreverente, con referencias culturales, jefes bien pensados y dificultades que plantean un reto real, Cuphead se alzó este año como un fenómeno no solo dentro de los videojuegos, sino dentro de la cultura popular en nuestros tiempos.

Hellblade: Senua’s Sacrifice

Senua viaja por el Inframundo luchando por recuperar el alma de su amor. Nosotros, entre tanto, asistimos a un viaje visual impresionante, donde sueño y realidad se confunden constantemente, en medio de un gameplay que nos llena de más y más emoción a medida que vamos avanzando.

Super Mario Odyssey 

A pesar de que en los últimos años los videojuegos se han acercado más a la narrativa y la denuncia social, su función como herramienta de diversión sigue intacta, y Nintendo ha celebrado eso este año con Super Mario Odyssey, un juego que no es más que una excusa para llevar al límite las capacidades acrobáticas y de aventura de este genial personaje.

Pyre (PS4 y PC)

Este hijo de Supergiant Games fue un ignorado de las masas durante este año, pero tiene todos los méritos para ser recordad, no solo como videojuego en sí mismo, sino como pieza artística por derecho. Es un viaje de fantasía, que explora conceptos como el exilio y la aventura de un modo estupendo, complementado por una banda sonora impecable.

Horizon Zero Dawn

Con Horizon Zero Dawn, Guerrilla Games creó un mundo abierto tan basto y tan impresionante, que -es necesario decirlo- habría eclipsado por completo a Breath of the Wild si no fuera porque la historia de Nintendo ha echado raíces tan hondas en nuestra sensibilidad.

Técnicamente, este juego es perfecto, con gráficas increíbles y un gameplay donde el sigilo y la estrategia nos hacen sentir realmente la experiencia de la caza que forma parte de su narrativa. No es de extrañar que haya sido considerado por diversos medios como el videojuego técnicamente más avanzado de 2017.

PlayerUnknown’s Battleground

Desde la época del primer Doom, es mucho lo que ha cambiado en los shooter. Estos juegos han pasado de ser un entretenimiento lúdico a mecanismos para contar historias distópicas aterradoras y exigentes, y eso se ve por completo reflejado en PlayerUnknown’s Battleground.

La premisa es sencilla de contar, pero original e ingeniosa en su fondo: hasta cien jugadores saltan en paracaídas a una isla, con el propósito de buscar armamento y crear estrategias con dos objetivos claros: matar y sobrevivir.

Nier: Automata

Esta nueva entrega de la saga de culto Nier ha llevado un paso más allá las ideas de exploración y combate en los juegos de rol. Su rejugabilidad es acaso su mayor virtud, pues está bien lograda y siempre es grato descubrir sus nuevos finales.

Uncharted: The Lost Legacy

Naughty Dog es consciente de lo altos que son sus propios estándares: luego de The Last of Us o las entregas previas de UnchartedUncharted: The Lost Legacy debía aportar novedades bien pensadas, atreverse a  explorar sin perder su esencia. Y el objetivo se ha logrado. Las dos protagonistas, Chloe y Nadine, viven una aventura que en nada desmerece a las mejores de Nathan.

What Remains of Edith Finch

Probablemente muchos esperarían que una lista de este tipo cerrara con Resident Evil VIIWolfenstein 2, pero en este caso sacrificaremos la jugabilidad por la narratividad.

What Remains of Edith Finch es un ejemplo claro y casi perfecto de la capacidad narrativa de los videojuegos. Al hacernos atravesar por las distintas habitaciones de esta mansión, el juego nos va mostrando historias que a cualquiera dejarán boquiabierto.

Comments

comments

No se admiten más comentarios