Perfiles Geek: Akira Toriyama, el padre de ‘Dragon Ball’

El fenómeno de Dragon Ball no se detiene. Luego de más de 30 años de haber sido creada, esta popular franquicia sigue imparable en nuestros días, con animes como Dragon Ball Super o juegos como el recientemente anunciado Dragon Ball FighterZ, y todo gracias a un hombre: Akira Toriyama.

Toriyama es reconocido por ser el creador de Dragon Ball, sin duda la franquicia de manga y anime más famosa de todos los tiempos. A pesar de que su nombre sea poco mencionado en nuestros días, sus contribuciones al medio son importantes al punto de que su nombre es equiparable al de Hideaki Anno o Hayao Miyazaki. En GeekPill queremos hacer un paseo por su vida y carrera, descubriendo otras de las historias e influencias que lo inspiraron.

Resultado de imagen para Akira Toriyama

Primeros años de Akira Toriyama

Es poca la información que se maneja sobre la vida de Toriyama. Hombre de pocas palabras y perfil bajo, es conocido por dar pocas entrevistas personales, aunque su vida puede ser perfilada a grandes rasgos.

Toriyama nació en Nagoya, Japón, el 5 de abril de 1955. Como muchos futuros autores mangakas de su generación, él creció bajo la influencia temprana de los primeros grandes animadores de Japón como Osamu Tezuka (creador de Astro Boy en 1952), y de los caricaturistas de las industrias del cómic y cine estadounidense (su admiración por SupermanStar WarsStar Trek y otros clásicos occidentales es muy conocida).

Quien lo hubiera conocido durante su juventud, jamás habría pensado que Toriyama se convertiría en el hombre detrás del manga popular de la historia.

Toriyama se matriculó en 1974 en la Escuela Industrial de Aichi para estudiar diseño gráfico. Al finalizar sus estudios, no tuvo problemas en obtener un cargo como publicista en una agencia local, pero sus grabados eran toscos y sus ideas eran poco valoradas por sus jefes, lo que llevó a querer experimentar  en otro ámbito creativo: el manga.

Con mucho optimismo, Toriyama comenzó a mandar sus primeras historias a los concursos mensuales de la popular revista japonesa Weekly Shonen Jump, pero sus dos primeros mangas Awawa World (1977) y una divertida parodia a Star Wars llamada Mysterious Rain Jack (1978), fracasaron. No obstante, ambas fueron buena muestra de sus potencialidades para satirizar a la sociedad japonesa y sus amigos, y una prueba temprana de su buen humor.

A pesar de que ninguno de sus primeros dos mangas no ganaron el concurso de Shonen Jump, su humor y trazos únicos hicieron que Toriyama llamara la atención de Kazuhiko Torishima, editor de la revista que lo llamaría a trabajar como aprendiz, dándole la oportunidad de publicar su primera serie corta en la Jump, que se titularía Wonder Island (1978). A este éxito modesto le seguirían otros como Tomato (1979) o Highlight Island (1979).

‘Dr. Slump’, su primer gran éxito

Aunque es evidentemente menos recordado en nuestra época, fue Dr. Slump (1979-1984) la primera gran serie de manga creada por Toriyama. Con elementos de ciencia ficción, humor y heroísmo, fue esta serie la que sentó las bases de lo que vendría después.

Dr. Slump fue creado en 1979, cuando Torishima le encargó a Toriyama la realización de un manga cuyo personaje principal fuera una niña. El artista aceptó pero hizo las cosas a su manera, ya que la niña, llamada Arale, en realidad era un androide creado por el Doctor Sembei Norimaki, un científico habitante de una ciudad poblada de personajes curiosos llamada Villa Pingüino, donde nadie conoce la verdadera identidad de Arale. La popularidad de la idea fue inmediata, al punto en que un anime fue realizado en 1981, con gran éxito a nivel internacional.

https://www.youtube.com/watch?v=b-VOZLw_ax0

El éxito de Dr. Slump tuvo distintas razones, pero acaso todas se puedan resumir en su gran uso de referencias a elementos de la cultura popular japonesa y occidental.

Muchos de los personajes de este manga eran parodias de héroes de la cultura popular norteamericana: Suppaman, por ejemplo, era una parodia deformada de Superman; el barbero de Villa Pingüino, Kurikinton Soramame, solía usar armas para amenazar al estilo de Harry el Sucio, y también guardaba cierto parecido con Clint Eastwood; el estudiante de intercambio, Skop, es una parodia a Spock, de Star Trek.

Resultado de imagen para suppaman dr slump

Pero de todos los personajes de Dr. Slump, sin duda es su protagonista, Arale, quien mejor perfilaría el heroísmo y peculiaridades que veríamos en posteriores creaciones de Toriyama, como en el propio Son Goku: un niño extraño, alegre, inocente, dotado de una fuerza y habilidades superhumanas.

‘Dragon Ball’, la consagración de Toriyama

Durante los años en que escribió e ilustró Dr. Slump, Toriyama logró crear su propio estudio llamado Bird Studio, y trabajó en una serie corta llamada Dragon Boy (1983), sobre un niño que recibe el encargo de su maestro de defender el país Ka. Aunque la historia no prosperó, su personaje principal fue la semilla de la creación de Goku y de Dragon Ball, cuyo primer número saldría en la revista Shonen Jump el 3 de diciembre de 1984.

Todos conocemos la historia: el joven Kakaroto es un pequeño de la raza de guerreros Saiyajin con cola de simio, que es enviado a la Tierra tras la destrucción de su hogar, con el fin de conquistar este nuevo planeta. No obstante, el ser criado por un terrícola y haber sufrido un golpe en su cabeza hacen que padezca amnesia y olvide su planeta de origen y su misión. Su nuevo nombre será Son Goku. Tras la muerte de su cuidador, Goku conocerá a una chica llamada Bulma. Ella lo invita a recorrer el mundo en búsqueda de las Esferas del Dragón, para usar su poder para convocar al Dios Dragón Shenlong, capaz de conceder cualquier deseo. En el camino conocen a amigos y enemigos. Es así como empieza una de las mayores aventuras del manga de todos los tiempos.

Resultado de imagen para dragon ball 1986

La historia de Goku es el resultado de la mezcla de muchas referencias. Aunque Toriyama se inspiró principalmente en la leyenda china de Viaje al Oeste, sobre el Rey Mono Sun Wukong, con el paso de los años este fue adquiriendo habilidades heroicas superiores, siendo equiparable a Superman y muchos otros héroes del cómic clásico. No en vano la revista IGN y muchos otros medios lo han llamado “el mayor héroe del manga de todos los tiempos”.

Resultado de imagen para goku

El éxito de Dragon Ball fue inmediato e increíble. Toriyama pasaría los siguientes 9 años escribiendo el manga sin descanso, hasta acumular 42 volúmenes comprendidos por un total de 519 capítulos, cuya última publicación fue el 5 de junio de 1995. Durante esa época vieron la luz dos animes, Dragon Ball (1986) y Dragon Ball Z (19889). Después de eso, Toriyama colgaría los guantes, pero seguiría asesorando a los mangas y animes posteriores, como Dragon Ball GT, estrenado en 1996, o en la actual Dragon Ball Super.

Después de ‘Dragon Ball’

El éxito de Dragon Ball fue algo sin precedentes en su momento. Esto provocó que Toriyama no solo tuviera más éxito monetario o creativo, sino a que su propia figura se volviera famosa, especialmente dentro de Japón. Como producto de esto, el creador, de naturaleza introvertida, decidió alejarse de la esfera pública e incluso de su propia creación, concediendo pocas charlas y entrevistas al respecto.

Así, durante los últimos años Toriyama ha volcado muchos de sus esfuerzos creativos a distintos campos, como el de los vidojuegos, destacando por su colaboración en la creación de personajes para los RPG Dragon QuestChrono Trigger o el videojuego de lucha Tobal No. 1 y su secuela.

A pesar de todo, Toriyama se ha mantenido cerca del manga y de la historia que creó, colaborando en menor medida con las adaptaciones de Dragon Ball, hasta que en 2015 ha decidido vincularse nuevamente por completo con el mange y anime de Dragon Ball Super, que han traído las primeras historias realmente nuevas a la franquicia después de Dragon Ball. Otros de sus trabajos incluyen Cross Epoch (crossover con One Piece, publicado entre 2006 y 2007), Sand Land (2000) o Ginga Patorou Jako (2013), donde retoma la temática alienígena.

En la actualidad, Toriyama vive una vida modesta y casi anónima junto a su familia en Aichi, Japón. Tal y como él esperaba, su obra lo ha trascendido, y sin duda lo seguirá haciendo durante los años que le resten de vida, inspirando a generaciones.

Comments

comments

No se admiten más comentarios