Sonda espacial Cassini: repasamos su legado el día de su autodestrucción

Resultado de imagen para Cassini

La sonda espacial Cassini ha llegado al final de su viaje: luego de 20 años de un recorrido documental que quedará para la historia, esta enviada de la NASA se lanzó hoy a las profundidades de Saturno a las 11:56 GMT, pero su legado para la ciencia quedará.

El viaje de Cassini comenzó en Cabo Cañaveral, Florida, en 1997, y llegó a su destino en 2004. En una suerte de epopeya de amor espacial, su objetivo siempre fue encontrarse con el gigante de nuestro sistema solar, estudiarlo tanto como fuera posible, y finalmente morir hundiéndose en él.

Durante estos últimos años, muchos de nosotros nos hemos beneficiado del viaje del Cassini desde distintos puntos de vista: los científicos han obtenido información valiosa sobre los procesos gaseosos que generan su atmósfera y clima inestables; nosotros, el resto de los mortales, nos hemos deleitado con un espectáculo visual sin precedentes.

PAN
Fotografía de PAN, la segunda luna de Saturno.

Gracias a Cassini descubrimos que había géiseres de agua helada en la parte inferior de Encélado, la luna helada de Saturno. Gracias a ella también los científicos tuvieron una aproximación real a las formaciones heladas de los anillos del planeta, revelando además que es un ambiente dinámico, similar al necesario para que los planetas se formen de las estrellas. También hemos podido ver la magnitud de sus fenómenos meteorológicos, como sus constantes huracanes.

Saturno verano
Saturno en Verano, una de las últimas fotos de Cassini, tomada en 2016.

Pero sin duda uno de los mejores hallazgos de Cassini fue la similitud entre la Tierra y Titán, otra de las 62 lunas de Saturno. Gracias a las fotografías, se pudo confirmar que este es el único satélite del Sistema Solar con una atmósfera importante, con condiciones climáticas relativamente similares a las de la Tierra, con hidrocarburos líquidos que cumplen funciones similares a los de nuestro planeta, vientos, mares y dunas de arena -aunque esta arena, claro, no es como la de la Tierra-.

Titán
Mar de Ligeia, en la luna Titán, con hidrocarburos líquidos como el etano o el metano.

Fueron justamente todos hallazgos los que llevaron a la NASA a tomar la decisión de destruir a Cassini, en vez de dejarla naufragar: el hecho de evitar una colisión con las lunas de Encélado y Titán, y comprometer así su habitabilidad o posibles futuros estudios.

Dejando esto de lado, aún queda mucho por aprender de los datos recopilados. De momento, nosotros podremos seguirnos maravillando con sus increíbles fotografías.

Cassini Saturn Redpolestorm Jpg Crop Original Original
Huracán en el Polo Norte de Saturno.
Cassini Enceladus Halflit Jpg Crop Original Original
Luna de Encélado.
Pia21057 Hires
Detalle de los anillos de Saturno.
Saturno
Tormenta hexagonal al sur de Saturno, que, probablemente, lleva décadas activa.

Comments

comments