Hideaki Anno: el solitario que creó ‘Evangelion’

Hideaki Anno es uno de los personajes más célebres de la animación japonesa de finales del siglo XX, donde se ha desempeñado como director, animador, guionista y seiyū (actor de doblaje). Es, además, una de las personalidades más complejas del medio.

Luego de más de tres décadas de carrera en el mundo de la animación, Anno ha creado algunos clásicos imprescindibles, donde la franquicia de Evangelion es, sin duda, la joya de la corona, y la que hasta el día de hoy mantiene a sus fanáticos esperando por más.

En GeekPill queremos hacer un repaso por la vida y obra de esta figura referencial del anime japonés.

Hideaki Anno biografía

Biografía de Hideaki Anno, creador de ‘Evangelion’

Nacido el 22 de mayo de 1960 en Japón, Anno es originario de Ube, una zona industrial cuyo paisaje urbano-mecanizado sirvió de inspiración para los ambientes de sus posteriores animaciones.

De niño era solitario y “pésimo en los deportes” (según narró cierta vez su padre en una entrevista), dos constantes que se mantendrían a lo largo de su vida, formando ese carácter psicológico complejo que transfirió luego a sus historias.

hideaki-anno

Producto de este carácter, el futuro animador creció ensimismado coleccionando un cantidad de conocimiento abrumadora sobre series de TV y películas de ciencia ficción de la época.

Sus series predilectas eran clásicos japoneses como Kamen Rider, Ultraman (que parodiaría incluso en 1983, en su época posterior a la universidad) y otras occidentales como Thunderbirds, Capitán Scarlet o The Prisioner que le servirían de inspiración.

Aunque Anno inició su carrera en la animación formalmente en 1983, como animador para la serie Chojiku Yosai Macross, sería al año siguiente, en 1984 cuando adquiriría cierto reconocimiento, trabajando de la mano de Hayao Miyazaki.

Miyazaki había puesto un anuncio en la revista japonesa Animage, solicitando animadores para su próxima película. Anno se presentó con su portafolio, y Miyazaki quedó tan impresionado que lo contrató para que dibujara varias de las escenas más importantes de Nausicaä del Valle del Viento.

Gracias al reconocimiento que le valió trabajar de la mano de un artista consolidad como Miyazaki, Anno pudo cofundar Gainax, una empresa independiente donde pudo trabajar como director de su primera película de animación Royal Space Force: The Wings of Honneamise, una historia futurista con una estética de la época bastante marcada.

Durante finales de los 80 y principios de los 90, Anno tuvo independencia creativa, pero no un gran reconocimiento artístico.

Obras suyas de aquella época como los animes Gunbuster (1988) y Nadia: The Secret of Blue Water (1990–1991) fueron bien recibidas por el público más cercano, pero no constituyeron un suceso internacional.

Acaso producto de todo esto, el director cayó en una depresión de cuatro años, disminuyendo su presencia en Gainax. Fue un período negro pero de gran descubrimiento personal, al cabo del cual regresaría con la convicción de realizar una historia de mayor amplitud y ambición psicológica: el anime Shin Seiki Evangelion, conocido en Occidente como Neon Genesis Evangelion (1995).

Muchos consideran que Evangelion marcó un antes y un después en la historia del anime: nunca antes los personajes del mecha habían adquirido profundidad psicológica semejante, no siendo enteramente buenos o enteramente malos, sino teniendo giros, complejidades psicológicas. Todo esto, mezclado con sus referencias a la mitología cristiana, la trama futurista de los Evas a la defensa de la humanidad contra los Ángeles, la convirtieron en un clásico inmediato.

Pero el único que parecía inconforme con el éxito rotundo de Evangelion fue, justamente, Hideaki. Por aquella época aseguró que se había desencantado de la cultura otaku.

Probablemente Anno se había saturado del anime pues, motivado por las demandas de los fans, tiempo después continuó Evangelion en 1997 con Evangelion: Death and Rebirth (1997) y luego con The End of Evangelion (1997), una película que se suponía debía dar fin a la historia del anime desde una perspectiva distinta a la introspección de Shinji.

Luego de esto, Hideaki empezó a dirigir películas no animadas, aunque sin dejar de lado la realización animada a través de Gainax. De este período son filmes como  Love & Pop (1998) o Shiki-Jitsu (2000), donde la vida urbana japonesa se retrata en un ambiente de introversión social y temática sexual.

Ya entrado en el siglo XXI, Hideaki decidió volver a su mayor éxito, anunciando en 2016 que lanzaría cuatro películas animadas, englobadas bajo el título de Rebuild of Evangelion.

La primera película, titulada Evangelion: 1.0 You Are (Not) Alone, se estrenó en el verano de 2007; la segunda se llama Evangelion: 2.0 You Can (Not) Advance y se estrenó el 27 de junio de 2009; mientras que la tercera película se estrenó el 17 de noviembre del 2012, y lleva por nombre Evangelion: 3.0 You Can (Not) Redo.

Aún resta por estrenar una cuarta y última película de Rebuild, que se llamará Evangelion: 3.0+1.0, y cuyo desarrollo se ha visto aplazado por distintos proyectos de Hideaki.

Uno de estos proyectos, el último como director que ha tenido Hideaki Anno hasta ahora, es una nueva live action bastante pintoresca de Godzilla -el personaje kaiju más popular de Japón-, y que lleva por nombre Godzilla Resurgence (2016).

Otro proyecto destacado fue ser el seiyuu del protagonista de El viento se levanta (2013), la última película como director de Hayao Miyazaki.

A sus 56 años, Hideaki se mantiene activo y haciendo historia.

Comments

comments

Deja un comentario